Resiliencia, mi respuesta al COVID-19

Mantente informado con nuestras noticias y promociones

Resiliencia, mi respuesta al COVID-19

Es común reaccionar a lo que nos asecha como si se tratara de una mera respuesta a un estímulo, actuar por instinto.

Generalmente cuando todo funciona y no se ve perjudicado el individuo, no actúa, pero cuando un gobierno le maltrata reacciona con manifestaciones, se involucra, opina sobre política y hasta busca conseguir una solución.

Lo mismo sucede con el COVID19 que ha despertado la conciencia de todos acerca de cómo nos cuidamos, patrones de consumo, relaciones interpersonales y mucho más ante esta gran amenaza que atenta contra nuestro bien más preciado, la salud.

De forma muy intuitiva se aprende a lidiar con la situación que representa la pérdida de vidas humanas, el cierre de la empresa familiar, pérdida del viaje de mis sueños, compartir con mis seres queridos, incluso la pérdida de aquello que consideramos nuestra normalidad.

Este mecanismo, que se activa de manera distinta en los seres humanos, enmarca la forma en que sobrellevamos y transformamos lo negativo en nuestras vidas, sin dejar a un lado los sentimientos de frustración, ansiedad, temor, estrés, tristeza y desesperación que embriagan la mente, el cuerpo y el espíritu.

El COVID-19 escapa de nuestras manos, todo lo que podemos hacer frente a la enfermedad es protegernos, evitar el contagio, apoyar a quienes pueden ofrecer una solución directa como científicos, doctores, investigadores y especialistas, y empezar a reformular nuestra nueva normalidad.

Ante estos momentos que pueden resultar traumáticos, nos enfrentamos no sólo a la pérdida antes mencionada sino a procesos de cambio en la casa, en el trabajo, en la comunidad y en general en el país.

Esta pandemia cambió la rutina y la forma en que empleábamos nuestro espacio y tiempo, estas dos últimas las más afectadas porque serán en su casi totalidad compartidos.

Es importante no perder la noción del tiempo, si estás en modalidad de teletrabajo, mantén un horario y espacio en tu hogar establecido para ello, céntrate en tu persona en cómo puedes aprovechar el tiempo para poner al día las cosas que son importantes para ti y aquellas que hayas postergado.

Siéntete bien y permanece conectado con tus amigos y colaboradores, actualízate y sigue aprendiendo. Las ganas de producir, de sentirse útil, la invención e innovación son los motores que harán accionar nuevamente el circulo de producción, crearemos cosas que no concebíamos antes, mejoraremos los procesos, trazaremos otros, porque lo que sí es seguro es que esta nueva etapa con la permanencia del COVID19 demandará grandes compromisos.

Esta reflexión surge en la fila de tres horas del supermercado donde por todos los medios traté de aislarme de los pensamientos negativos que no me iban a dejar avanzar en la búsqueda de paz, en un feriado primero de mayo trastornado por lo inusual y que paradójicamente la conseguiría con muchas ideas que se fueron gestando durante los últimos días y he compartido con ustedes.

Y justamente de eso se trata, transformar la adversidad a mi favor de manera positiva, adaptándonos a una nueva realidad.

Kathleen P. Montero A.

CEO Qué hacer en Quito

DMT2018

Comentarios recientes